MANO A MANO

Tengo las manos abiertas
vengo ofreciendo la sangre que brota de ellas
con mis manos no sólo rocé espinas hambrientas
también tomé el hilo de voz y tu boca sonó
precisamente al otro lado
el dieciocho de julio se iba poco a poco
has venido a regresarme
a recodar los peldaños
a sembrar mi silencio con múltiples telegramas
a hacer ruido intenso
a retomar el mano a mano que desatamos.
 
El día dieciocho de julio se iba. Pasó por delante de mis narices. Aún dió tiempo para que lo menos esperado sucediera. Y entonces la caja de Pandora, esa donde encerramos los vientos, recién se abre. Recibes una llamada y despiertas aceleradamente. Es la segunda parte de aquella entrevista. De aquel poema recordatorio de que algo siempre va creciendo. Recién leyendo a José Hierro.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MSN.

Un comentario el “MANO A MANO

  1. NO NAME dice:
    … como llamarte calculando que sean las primeras horas allá… jeje, al menos tuve el privilegio de poder hablar contigo antes de que se terminase el día 18…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s