EN PELIGRO DE EXTINCION

 
 
Soy un ser
en peligro de extinción
 
polvoriento
faquir
 
me alimento
de quimeras todos los días
 
prefiero
la carne blanca y húmeda
en vez de
un televisor desnudo
 
me asusta
la rapidez del metro
 
mi hambre
es común y democrática
 
voy por
otros caminos más impíos
y dificiles
 
busco
mitos como tú
 
Me dió pánico la rapidez con que la gente sube y baja del metro de Madrid. Parecen agua turbia, porque van de aquí y para allá, sujetos por la responsabilidad de llegar puntualmente a todas partes. Nada que ver con otros lugares donde la lentitud es norma para todo. Porque todavía allá no han llegado las socializaciones de la modernidad. Y a continuación leo espacios donde personas como yo, también viven inmersos en esos lugares y citas "con prisa", y sin embargo, son capaces de sacudirse de ese polvo, y volver a lo que somos: sentimientos circulares. Me pregunto si las almas diferentes constituimos un fondo residual, o bien, como me contaron desde Valencia, abundamos como las meigas, que haberlas haylas.
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MSN.

10 comentarios el “EN PELIGRO DE EXTINCION

  1. NO NAME dice:
    La lentitud se disipa en los semáforos en verde, en la boca del metro y en la cola del supermercado… es cierto que cuando los sentimientos van de punta a punta vuelven a pasar cerca, tarde o temprano, y la sensación que queda es la de estar en un círculo de espejos confusos, pero reales…

    Me gusta

  2. NO NAME dice:
    Gracias por visitar mi space y dejar tu comentario……….. Tmb muy lindo lo q escribiste…….. Saludos desde México.

    Me gusta

  3. NO NAME dice:
    Creo que no es tan escaso el número de poetas, afortunadamente

    Me gusta

  4. NO NAME dice:
    Los excesos a la larga producen el efecto contrario. El boom de las grandes ciudades llega a un punto máximo y luego decrece. El ser humano puede ser poco evolucionado, pero como animal, conserva el instinto de supervivencia. La necesidad de volver a su ritmo "natural" se impone. No creo que nos extingamos. No por ahora.

    Me gusta

  5. NO NAME dice:
    Hola niño , entre en tu space por el de unos amigos , me permites entrar a leerte? gracias y hasta q tu kieras

    Me gusta

  6. NO NAME dice:
    "somos: sentimientos circulares"

    Me gusta

  7. NO NAME dice:
    Un saludo compañero. Aunque veo que en el encabezamiento de este post no va a aparecer mi nombre, soy Shibumi-san.

    Me gusta

  8. NO NAME dice:
    me declaro… tu leectora….

    Me gusta

  9. NO NAME dice:
    Me acordé de una exposición en Bellas Artes, en la Ciudad de México, hace cuatro años ya… Se llamó ABCDF y constaba de 5 pisos de distintas muestras, desde fotografía y pequeños videos hasta las más disímbolas colecciones (de tapas de gasolina de los taxis, por ejemplo), todas ellas formando el mosaico increíble que es nuestra ciudad. Pero lo que más recuerdo por impresionante era una mesa como de servicio de comedor, con rueditas y una tapa como domo. Dentro de ella, tazas y vasos y platos, todos ellos con pequeñas entraditas semicirculares, como de entrada de casa de ratones en la pared, pero en miniatura… y alrededor de todos los trastes, callecitas con césped artificial y faroles con luz eléctrica. Y pobrándolo todo, en una maraña de caminos cruzados, andando unas encima de otras o rodeándose mutuamente, hormigas. Hormigas negras, grandes unas, chiquitas otras, sobre los "techos" de las tazas boca abajo, entrando y saliendo por las hendiduras de ratón minúsculo, poblando de negro el césped y colgando de los farolitos, de los postes, de los hilos de luz de la maqueta. Impresionante. La hacinación más espeluznante y sin embargo tanto silencio, el ir y venir rutinario que sigue y sigue, como en las calles del Distrito Federal… Mil hormigas representando los 20 millones de habitantes de esta monstruosa ciudad, que a fuerza de adaptaciones de sus habitantes sigue en pie, magestuosa y mágica, pese a todos sus problemas. Y ahí, justo ahí, en el corazón de ese monstruo de millones de cabezas, millones de almas llegan a sacudirse la multitud de encima, y son humanos otra vez, son personas, hombres, mujeres… pensamientos y sentimientos refugiándose en su paz para descansar, amar, convivir y crear. ¡Qué milagroso! 🙂

    Me gusta

  10. NO NAME dice:

    Que bueno!

    Si haberlas haylas hay que encontrarlas y juntarlas, para pasar del estado residual al circular.

    🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s