POSTDATA

 

 
 
Pues a mí
me dejaron
cuatro hojas de sudor
violentas
y arriesgadas
que por
estas noches
de alma acelerada
y furia
blanca
caminan
enigmáticas
vaticinando
nuevos árboles
que amar
desde la tierra.
 
 
……………
 
Pues, a mí, esto es lo que me han dejado algún Viejo Pascuero, Papa Noel, Olentzero, Elvis en su Cadillac Blanco, Neruda convertido en estrella o alguna suculenta mujer imaginaria. Cuatro gotas de sudor y laboriosidad. Cuatro gotas de armonía y esfuerzo. ¿Para qué?
 
No me entero de las navidades. Es más, parece que me olvidé de ellas.  Pero quiero hacer las cosas de modo diferente. Una mezcla de cuidadoso idelialismo con la necesaria sensatez de tener los pies en la tierra. 
 
Esto es lo que me ha traído el año, y cómo lo despido. Las cuatro hojas es la metáfora de lo que me han dejado. Se cayeron del árbol en el sentido que es algo que me falta, pero asimismo, huelen con fiereza y están buscando un nuevo árbol que, al parecer, está enfrente y recién recibió un hermoso bouquet de rosas rojas.

MAASTRICH

 
 
 
 
 
Todavía sale el sol en Maastrich
y los gatos se acomplejan
del cielo blanco
y las flautas disparan vendavales
y a nosotros
los hombres
nos sale el pelo largo y disparado
y escribimos poemas
en las olas sencillas
y estamos dispuestos
a encender las estaciones
a caminar por los andenes
a concluir con un portazo
a declarar la guerra
a la imbecilidad
a la herejía
a los complejos
a la vulgar estratagema
que nos deja
el siglo
a sembrar el pánico
de los abrazos
a catalogar el verso
en los estantes
de la tierra
a devorar el silencio
con un golpe de espiga
a tomar prestado
el trueno
y la aceña
a gritar
todavía
 
 
 

MARLY, Not Monroe

 
 

 

 

 
 
 
 
MARLY
Not Monroe
 
 
 
Abreviaron tu nombre
para distinguirte
de la tempestad rubia del Niagara
para que tus piernas difusas
no se precipitaran como el viento sublevado
para que de tus labios
no brotara happy birthday
para que andy warhol
no descifrara tu rostro en el caleidoscopio.
pues salió del calendario de mis ojos
una estrella limpia y menuda
singularizaron
y te quedaste en marly
not monroe.
 
 
 …..
 
Marylin Monroe figuro como actriz en la película Niagara. Después sus piernas y el vestido blanco surgieron del aire acondicionado de la acera neoyorquina. Además sus labios cantaron Happy Birthday a un presidente. Pero asimismo Andy Warlhol la elevó al icono del pop art reflejando su rostro en múltiples colores. Sin embargo, cada mujer tiene una marly dentro, diferente del mito reflejado. Y hay marlys particulare, singulares, producto de la conciencia y del corazón riguroso.
 
 

FACTOTUM

 
 
 
 
 
 
 
Es extraño verte así por los pasillos.
En la penumbra hambrienta de cinco estrellas.
En las correas nauseabundas del poder.
Navegamos todas las noches por la cubierta
del mismo barco alfombrado
Nos damos cuenta de que el mundo
está fuera de estas luces cardiacas.
Ahí nos esperan con cheque en blanco.
A tí con unas medias blancas y a mí
con una editorial próxima a las costillas.
El siglo se reinició de idéntico modo que
lo habían trastabillado el último treinta y uno
del doce, a tortazo limpio, a golpe de billetera.
Fuera del frío, poeta, se matan a balazos,
como si tal cosa, alimentados por el fuego
y por la brisa enfurecida de las olas.
Tal vez no sea lo mejor que nos pase.
Tú seguirás sentado, sintiendo las carnes
de los próximos muslos femeninos.
Nunca te compres un ladrillo porque
tendrás que escribir cuentos durante
cientos de años hasta pagar sus agujeros.
Para ser dueño de los astros hay que beber
vino de crianza y juntarse con los taburetes
de terciopelo en mitad de la Gran Vía.
Yo no quiero ser ni tan decadente y puro
como tus manos, ni tan turbio y perezoso
como los becerros de oro que nos silban.
Cambié el cigarro bravío por la dulce poesía
y la sonoridad del vacío por una gruesa bahía.
Leo a Bryce, Pablo, Antonio, Gustavo, Alejandra
Alfonsina, Gabriela y aprendo de todos ellos.
También deseo como un gato arañando la luna.
Tengo que confesar que a más de una
pero la pluralidad condensada en sólo ella.
Huelo cientos de tacones y miles de hombros
rastreando la lujuria, millones de pechos
convergiendo en sus acantilados singulares.
Es ella, sonriendo, arrancándome una gota
de amor entre tanto silencio, compartiendo
el paréntesis maduro y solitario de mis versos.
Sé que algún día cuando menos lo piense
la abrazaré sigilosamente,  tiraré acantilados
sobre su vientre y las anclas servirán de
trinchera para nuestras vastas gotas de sudor.
¿Que será de nuestros gerundios mañana?
¿Temblarán las ubres de las divisas?
¿Odiarán los cañones sus horribles guerras?
Frente a los campos siento los labios mudos.
Demasiadas espigas tambaleadas de costado
y crueles uniformes asesinando el cielo.
¿Sabes que el amor se mudó de apartamento?
Ya no vive en París, ni en Lima, ni en Santiago,
ni en las corrientes amarillas de los volcanes.
Mis manos están absortas con el hacha.
No hay más arma que la palabra afilada.
No tengo política. Carezo de paraguas.
Pero la boca llena de mazas y galernas.
LLamo imbéciles a los que tal me parecen
y grano de café a quien grita mis venas.
Cuánto más sobrevivo más ancho quiero
el camino; más estrecho estimo el olvido.
más es el asombro de la brujula porque
amo todas las emes que vienen a mí.
 
 
………………….
 
 
Las emes que amé empezaron hace muchos años. Se han ido repitiendo. A las más tormentosa  todo el olor de la hierbabuena. A la más escandalosa le debo los gatos azules. A las emes no les debo un número grande. Pero sí definitivo. Alguna vez estimo que la ruleta de las emes ha de pararse en un sólo nombre donde descargar toda la poesía del alma.
 
La fuerza de este poema se la debo a la película "Factotum" donde se recrea la contrastada y decadente personalidad de Chinasky, el personaje literario de Bukowsky, el poeta de las mujeres y del whisky. Al principio, donde pone "poeta" situaba a Chinasky, y conversaba con él, pero tal vez el poema iba a perder generalismo. No terminé de salir de mi asombro después de leer lo escrito. Tal vez cambie algún término.
 
También me acordé del disco "Poeta en Nueva York" que muchos cantautores regalaron a nuestros oídos interpretando poemas de Federico García Lorca, tan urbano, surrealista y duradero.
 
Y pido disculpas por sólo admitir comentarios y críticas, y no devolver las visitas por falta de tiempo. No me olvido de los amigos.
 

AY, ALFONSINA

 
"Por la blanca arena que lame el mar
su pequeña huella no puede más"
Félix Luna y Ariel Ramirez
 
 
A Alfosina Storni y, per se, a vos
 
Ay, Alfonsina
en la húmeda arena
te arrancaron la palabra
pétalo a pétalo
llevándose la espuma
tu angustia recostada
en la luna de la selva.
 
ay, alfonsina
tu poesía blanca es
como mis labios,
una noria tensa
donde las calles mojadas
se descifran en una sonrisa.
 
ay, alfonsina
lanzas abiertas del mar
y nombres anchos
desarmaron tu cuerpo
en la levedad salada
de los cétaceos
 
ay, alfonsina
nuestra tempestad
aguarda con el verso
enamorado
con vida hambrienta
de olas tiernas
con el alma
a punto de hervir
en el beso.
 
 
….
 
Escuchando tan bella canción de Mercedes Sosa, dedicada a la poetisa argentina Alfonsina Storni, que un buen día decidió desaparecer en el mar. A tan bella cantora de la angustia y del amor. Quería pensar en su poesía y en sus lamentos. Y después irme en paz con ella, y pensar en mis versos, en la vida hambrienta que hierve dentro, porque así es, tengo el alma a punto de hervir en el beso.
 
Es mi deseo que la lectura de este poema vaya acompañada del silencio de la canción.
 
 

RETRATO

 
 
 
 
 
 
Quién te recuerda
 
dime
 
dilatada en el equipaje
del regreso
 
la luna ha vertido flores
maduras
 
y yo
 
ni corto ni perezoso
 
ni sabio ni sagaz
 
he practicado la danza
del retrato
 
te pinté desnuda
 
con dos gatos azules
escandalosos
 
con un grano de café rodando
por tu piel oscura
 
y te deseé
 
con el pincel fraguado en mi boca