ME CONTARON

 
 
Mis versos te recordarán que los rostros
de las rosas se parecen al tuyo
Ernesto Cardenal
 
 
 
 
Me contaron
que volviste a morder cuellos y papeles
que el país prosigue su estela de asambleas
que las copas se marchan de los bares
en busca de mosaicos
que las balas  amanecen desnudas
en los volcanes
que los locos y sediciosos penetran
en los cráteres
que los ríos están presentes aunque tímidos
que la cordillera sigue perdiendo su barba blanca
que nuestras uvas ruedan por la nostalgia
como tranvías marinos
que te quedan pocas semanas de asfalto europeo
que amaneciste con un rayo y una raíz
que mis palabras viajan en litera
que buhoneros y alimañas se disputan los escaños
que hace más de un año estoy aquí
presuntamente de regreso
que mi patria es un cuerpo sin pasaporte
que cientos de pájaros nos hacen preguntas
que los meridianos no bostezan a su paso por el trópico
que todavía pienso en mis raíces, hombros y amantes
que el tiempo se ha fracturado el fémur
que el azar es un convicto
que amo Quito, Lima, Buenos Aires y Valparaíso
que somos torpes con los labios y perennes
con el afecto
que nuestros huesos crecen hacia el infinito
que me retrataste con gorriones parisinos
que leyeron tu diario en busca de migas
de cereal blanco
que alguien vino y se esfumó de nuevo
que quiero quiten los cerrojos
y me invada la sonora huida
del hambre
y por fín encuentre
el rastro de la hierbabuena.
 
 
…. …. …. …. …..
 
Esta vez pido que el poema sea leído, escuchando y dilatado en el corazón. Porque tiene mucho coraje y desperfectos. Encierra una honda crítica a la política, al paso del tiempo y la hipocresía. También tiene esperanza y una autocrítica sin complejos: porque regresé hace un año y medio, y aunque he regresado me siento y no me siento. Quiero decir: deseo volver un tiempo. Pero ese deseo implica ganarse la vida y afrontar económica y emocionalmente dicho salto. Mientras tanto, piensas en lo que los demás te cuentan de cómo va el país aquel que dejé, y también pienso en que mi corazón, este corazón mío, me cuenta, así, de puertas hacia dentro, cómo está, cómo pelea, porque hay cerrojos que quiero que se rompan; y para manifestar la rotundidad de ese deseo, lo señalo como una sonora huida hacia el hambre. Quiero tener hambre para salir de nuevo y encontrar el rastro de la hierbabuena -esta palabra simboliza pasión y sé muy bien quién me la proporcionó.
 
Gracias inevitables a la futura poeta Belén Jaramillo, que pronto concluirá su estancia en Europa y volverá, allí, con los viejos intelectuales ecuatorianos. Y de paso, me proporcionó la lectura de Ernesto Cardenal, un veterano poeta de Centroamérica. Gracias también a Tatiana Luna, quien anda navegándose por su recién iniciada aventura por León Mera. Recuerdos a Raul Perez Torres. Nostalgia a la hierbabuena. Afectos a Lima. Amor a mi familia y hermanos de Santiago de Chile.
 
Porque me siento y creo que soy como asiente el poeta Antonio Gamoneda: pobre, honrado y sobre todo, sacaré la poesía adelante con trabajo y esfuerzo. Nunca con favores y especulaciones políticas. Y porque me iré con los artistas que me de la gana, no con los que me digan. Y además, porque este espacio es el principal punto de encuentro que tengo.
 
Un abrazo a todos. Y disculpas por seguiros siempre a destiempo. Para mayo necesitaré ayuda para sacar lo de ahí arriba adelante: no es un libro; es una utopía de campesino.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MSN.

15 comentarios el “ME CONTARON

  1. NO NAME dice:
    Hola Aitor  realmente  has logrado arrancar muchas sonrisas con tu comentario ….ahahahhahahaah

    Me gusta

  2. NO NAME dice:
    Holaaa, ya estoy aqui de nuevo, perdona  mi tardanza,

    Me gusta

  3. NO NAME dice:
    Tu poema lo he leído como hago siempre. Si no te dejo comentarios es porque no sé qué poner o porque no me ha entusiasmado. Te tengo añadido en el Google Reader, y sé perfectamente cuando actualizas, no hace falta que te pases por mi blog para decírmelo. Y si lo haces, no estaría mal, que tú te molestaras en leer lo que escribo, así por lo menos pones un comentario al respecto de lo que he escrito y después me dices que has actualizado. Siento ser un poquillo dura, pero és que me ha molestado un poco.

    Me gusta

  4. NO NAME dice:
    me encanta oler la hierbabuena,su aroma especial y relajante,tengo varias en mi balcon.

    Me gusta

  5. NO NAME dice:
    Hola Aitor, es la primera vez q te visito y la verdad q me agustado en principio lo q he visto… me a venido a la memoria mi niñez, mae mia!….yo nacie por el barrio gotico chico, y muy cerquita del Palau de la Musica…asi q ya ves…me a gustado ver esas fotos  q tienes en tus imagenes.

    Me gusta

  6. NO NAME dice:
    Nunca dejemos qiue los políticos fagociten nuestros sentimientos.Es el hambre del pobre,del artista del despojado y ellos no entienden ¡¡¡Que tus amigos sean elegidos por tí.

    Me gusta

  7. NO NAME dice:
    . Estoy desnudo ante el agua inmóvil. He dejado mi ropa en el
    silencio de las últimas ramas.

    Esto era el destino:

    llegar al borde y tener miedo de la quietud del agua.

     Gracias por tus palabras, pero sobre todo, gracias por presentarme a Antonio Gamoneda

    Un beso

    Me gusta

  8. NO NAME dice:
    SIn duda alguna es uno de los mejores poemas que he leido de tu "saga" que más me han gustado…metaforas sin disfraz, lleno de sentimiento y autenticidad real….

    Me gusta

  9. NO NAME dice:
    Aquí yo, homenajeada entre tus líneas cuando no ansío futuro sino solo sonrisas…

    Me gusta

  10. NO NAME dice:
    Estimadísimo poeta;  tus poemas no me de siembran el pánico, sólo las imagenes, y tus poemas son espejos que refractan esa luz  interna del entendimiento evadido -por salud falaz-… y entiendase de nuevo esto irrevocable: dejamos anclas eternas en esos lugares que, en un principio, amamos por instinto  y reiteramos nuestro amor en la experiencia de ollar con los pies tierras ajenas…(como tú en Quito  o Lima) dónde por tus letra das cuenta que no hay patria más eterna que la memoria… e intimar con la palabra, sus fonemas,morfemas y demás vertientes semánticas…

    Me gusta

  11. NO NAME dice:
    Estimadísimo poeta;  tus poemas no me de siembran el pánico, sólo las imagenes, y tus poemas son espejos que refractan esa luz  interna del entendimiento evadido -por salud falaz-… y entiendase de nuevo esto irrevocable: dejamos anclas eternas en esos lugares que, en un principio, amamos por instinto  y reiteramos nuestro amor en la experiencia de ollar con los pies tierras ajenas…(como tú en Quito  o Lima) dónde por tus letra das cuenta que no hay patria más eterna que la memoria… e intimar con la palabra, sus fonemas,morfemas y demás vertientes semánticas…

    Me gusta

  12. NO NAME dice:
    He leído tu "ME CONTARON"… Lo he escuchado en una voz en "off" supuestamente parecida a la voz de los extrangeros,y lo he dilatado más allá de las arterias…  y mientras tu vas de viaje acompañado de "otredad" yo intenté entender lo que te contaron, sospechando que eso (lo que te han contado)  lo sabías de principio. El tiempo, las raíces, los hombros, los amantes y  el azar son casi lo mismo: una elección inequívoca de algo más que una cabeza.

    Me gusta

  13. NO NAME dice:
    Woow q hermoso, me quedo sin palabras.

    Me gusta

  14. NO NAME dice:
    Los poetas, se me olvidaron los poetas….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s