EL MAR

 
 
El mar
se traga despacio
lo que el hombre olvida a codazos
 
nombres, edades, individuos
números, letras
canciones, lecturas
 
el mar
nos devuelve
los años como cruces
clavadas en los ojos
 
olvidos, jueces, militares
carceles, guitarras, madres
misas, ventiladores
gatillos, muros, helicópteros
islas
 
el mar
nos separa
 
exilios, ruina, catalejos
pasaportes, rutina
aduanas
 
el mar
también nos regresa
 
puentes, memoría, bolígrafos
árboles, máquinas de escribir
 
y algún
me sorprendo
 
….. ….. ….. …..
 
Quería agradeceros el cariño, la crítica y la construcción ¿sabéis? Porque todos los días gasto en este espejo, tantas horas, que en la práctica deberían ser atendidas por otras prioridades.
 
Antes de irme a Ecuador a trabajar, en uno de esos organismos internacionales sin parangón, apenas era un minúsculoa agujero negro que quería escribir poesía no sé dónde ¿en alguna constelación?
 
Eso del oficio no sé en qué consiste, porque muchos de los que venís por aquí me dobláis en esfuerzo, profesionalidad y conocimientos. Y como dice un compañero mexicano, sin tibiezas, aparte de las boberías y los reconocimientos del uno al otro, también venimos a observar y compartir ¿por qué no?
 
Por eso, muchos días no me será posible escribir algo con tanto esfuerzo y construcción como el poema anterior. Pensar o imaginar no es una opción. La Chanson D’amour está acotada por un deseo sin limitaciones. En cambio, ahora, como no tenía nada que pulir al momento, ni he realizado ninguna operación amorosa clandestina, pues he echado mano del recuerdo.
 
Año 2003: por entonces los poemas iban casi dedicados a las tierras de Asturias. Una enfermera se llevó mi corazón y compartimos tanta poesía que ya ni me acuerdo si Mario Benedetti era tío o sobrino nuestro.
 
Asimismo, en aquel año hondamente interesado en todas las cuestiones sociales atinentes a Latinoamérica, y a las dictaduras más recientes de Argentina o Uruguay.
 
Pensé en el mar y en todos los conceptos aprendidos en las lecturas de diferentes poetas sudamericanos que todavía están presentes: Rojas, Nicanor Parra, el mencionado Benedetti, algo incipiente de Gelman, el inefable Neruda y Cesar Vallejo.
 
Donde vivo tengo muy cerca el mar. Se llama Cantábrico. Y pensé que, con independencia del lugar y nombre, todos tienen en común la sensación de la otra orilla ¿qué ve un exiliado?
 
Cuando vivía en Quito, en plena sierra andina, nunca visité el mar porque estaba cómodo en las alturas, rodeado de volcanes. En un par de ocasiones, al norte, en Manabí, donde las corrientes son un poco más frías. Después Guayaquil, o Máncora y Piura -las playas del norte de Perú-. El olor es incomparable.
 
Pero os dejo este poema que data de aquella fecha. Me gusta. Lo recuperé del diario que me han pedido por ahí.
 
 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MSN.

15 comentarios el “EL MAR

  1. NO NAME dice:
    Mira , ya a estas alturas no importa tanto de donde has rescatado este poema ni quien te lo inspiro, solo puedo decirte que sos un ARTISTA con mayusculas, trasmitis una calidez absoluta desde la primer frase…siempre.

    Me gusta

  2. NO NAME dice:
    Lo único que encontré es la figura de San Rafael, de Bernabé Gomez del Rio.

    Me gusta

  3. NO NAME dice:
    El mar es siempre blanco de poesía, tal es el encanto que tiene. Inmenso y móvil, aunque a veces se muestre sereno.

    Me gusta

  4. NO NAME dice:
    Siempre he tenido el mar o la mar (ya que soy de pueblo pesquero) como la frontera entre el mundo diario y la libertad que se esconde en su horizonte. Siempre lo he tenido como un familiar al que aunque no vea…me gusta saber que esta ahí.

    Me gusta

  5. NO NAME dice:
    El mar, la mar siempre será Mar. Aunque no lo veas desde la ventana de tu cuarto, a unos 15 mim de ella la puedes sentir, percibir,  y enamorar.

    Me gusta

  6. NO NAME dice:
    Depuis toujours, même toujours, si toujours, malgré toujours, dès toujours… MAIS toujours…

    Me gusta

  7. NO NAME dice:
    El mar es amigo mio, soy isleña, y me importa un rabano frito de que epoca sacas tus poemas, son tuyos no?, pues que mas, que importa, y si te consideras mas o menos que otros no creo que puedas volar tan alto como tu espiritu, siempre sigue una linea, y que esa sea la tuya, lo que piensen lo demas, que cojones importa, lo que escribes es tuyo, es ganado de tu saber y tu esfuerzo, de tus vivencias, el clamor del publico? eso es efimero, nada mas, tu solo sabes lo que vales y por escribes, tu solo sabes del valor que le das a las palabras salidas de tu boca, amelia,

    Me gusta

  8. NO NAME dice:
    Holaaa! Antes de nada, gracias por tus palabras… y ahora si te lo digo yo a tí? jaja que no es peloteo. Me gusta como escribes y con tu permiso no será la última vez que llame a tu puerta… Ya lo decía Gorostiza, "sólo de pensar en él, ya tiene sabor a sal mi pensamiento" y encima compartimos mar 😉 asi que te dejo los saludos en una botella que espero llegue sin falta a tu playa…..

    Me gusta

  9. NO NAME dice:
    El mar nos separa…Es otro símbolo sabes? Un día, agobiada de los problemas mundanos, vas a pasear y te sientas en la playa, y piensas mientras te sosiegas y escribes en la arena aquelloque merece la pena, para tenerlo contigo. Y ya ves, en esos momentos de autoconciencia es cuando más te separas del resto …..

    Me gusta

  10. NO NAME dice:

    Hola , ola de mar..

    Como bien sabes, el mar no es suficiente para separarte de nada…

    Un beso desde el futuro, pues escribo desde un mayo que no había ocurrido…

    Aire

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s