POESIA BREVE XXII

 

 

Levanté
el remo
para
rescatar
a la araña
de su
naufragio

Anuncios

APUNTES DE CHILE


Camino viejo del Parral. Chile

 

Violeta de mar,
canto a los mártires
azules del exilio
a mi hermano del Parral
al triste poema de Nicanor
a las sábanas del Pacífico
a la piel pálida de Elizabeth
al combate de la geografía
a la lágrima de los volcanes
al tren de mi escritorio
al huerto de los salares
al vestido con retazos
a los olivos y ascensores
a los teléfonos de la selva
a los cuchillos de los vivos
a los racimos de lava
 a tu verbo de cuero,
violeta, conmigo,
desnudo y deshabitado.

….. …..

Propongo escuchar la canción. Después pensar en las canciones de Violeta Parra. Y en los pasajes chilenos cantados por Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro o Nicanor Parra, entre otros. Canto tan hermoso como el de los sentimientos que despiertan aquellas tierras. Canto sentido a mis seres queridos, que por allí andan, preguntándose cuándo vuelvo. Pronto. Robert, Ely, el pequeño que me llama "tío, la chilota, capitales, crónicas, paisajes rurales, selvas de araucaria, costas negras y salares del norte. Es otro registro, distinto de los poemas breves y mucho más personal.

POESIA BREVE XVIII

 
 


Estrella de mar. Playas de Calnegres. Murcia
(La autora de la imagen es la mamá de mis "sobrinos")

 

 
 
Mi
fría
estrella
de julio
solo
se calienta
con tus
esporas
 
 
….. ….. ….. …..
 
 
Gracias a las observaciones y vuestros comentarios, el poema ha ido tomando forma. Carlos, Elizabeth, Belén, Elena o Carlos me han ayudado a que lo que en principio eran vagas palabras, adquirieran sentido y trascendencia. Que cobraran vida por sí mismas. Daros cuenta pues, del detalle: hace tiempo, con mi estimada Ely, desde Santiago de Chile, concluimos aquella poesía breve que terminaba con un sonoro "roído por los dientes". Se quedó así, sin adjetivar los dientes, porque ella dice que "no hay que delimitar la idea de una palabra, déjala sin adjetivos para que el significado tenga la amplitud de un salón de baile". Luego Carlos Saavedra, que que me conoce bien, concluye que no me reproduzco asexualmente. Es cierto, compadre: amo la "naturaleza subjetiva de la mujer". Lo entrecomillo porque se trata de la idea tomada de una de las novelas de Milan Kundera, pero es para que entiendas por dónde empiezo cuando me atrae una mujer, porque por donde termino es allá donde vamos todos nosotr@s: el beso, la ternura y la pasión. Pues todavía recuerdo los tiempos en que el horno, el filete apañado con las especias, y otros platos de cocina, constituían el preámbulo de una cena, allá en un apartamento quiteño, a la vera del parque ¡Gastronomía elevada al arte de atraer un alma hacia ti! ¿te acuerdas de la simbología de algunas frutas en el libro de Afrodita, de Isabel Allende?
 
Y no es el único Carlos, porque hay otro al cual nunca he visto, y dice que un país sin mar, pero cada vez que viene aquí y decide dejar sus líneas, se convierte en un aporte; en un andamio más. Y también es mexicano. Y todavía pensamos que el mejor combate contra la falta de continuidad en estos espacios es el golpe: un puñetazo en la mesa del blog.
 
Espero que esta noche, deje aquí la versión definitiva. De julio porque soy nacido el 18 de ese mes. Cercano a Neruda y a Machado en tiempos.