EDUARDO J. MALINOWSKI

 
 

 
 
 
Eduardo J. Malinowski es un poeta callejero. Probablemente, "Malinowsky" a secas, como un trago fuerte de orujo, en Google no da mayores resultados que unos tales Bronislaw e Iván, éste último uno de los potentados de la literatura danesa. Pero en el momento en que le añades la categorización de "poeta callejero" entonces la maravilla virtual nos ofrece sus frutos.
 
Dicen que nació en Argentina. Que actualmente está afincado en Barcelona y vende sus libros allí donde va. Que le hemos conocido durante las fiestas locales de tal o cual ciudad, o conmemoración alguna y, en particular, me causó interés encontrar la referencia a una entrevista que le hicieron hace cuatro años durante las fiestas de Logroño, que al final el diario de La Rioja terminó comprándola a sus autores.
 
Todos prácticamente coinciden en la sencillez y convicciones ocultas en este poeta ibérico, como me gusta llamarle. Una hermosa fácil de trato, amable, y sin mucha parafernalia. O para resumir: de grandes convicciones.
 
¿Y a qué vienen estas pocas líneas? Sencillamente una amiga y yo abrimos, en la distancia del teléfono, un libro del mismo autor, cada quien creyendo que lo dábamos a conocer en exclusiva. No se quién ganó por los puntos. La verdad que no importa. Pero más allá de la contante y sonante coincidencia, volví a abrirlo, después de un año, y me reencuentro con una poesía a la que me acerco, más que por maravilla estilística, por profundidad en una serie de verdades universales que desgrana en sus versos.
 
Por último, con ligeras interrupciones, me he encontrado con el Aula Literaria en el Ayuntamiento de Logroño  (http://aulaliteraria.iespana.es/) y el foro literario (http://forodenausicaa.mforos.com/14134-foro-de-nausicaa/) donde me encontré la mejor referencia del poeta, así como una curiosa revista online literaria (http://www.cuevano.com/edicion18/principal.htm) que fomentará la curiosidad de los visitantes mexicanos.
 
 
 Sin más, estas líneas de Malinowski:
 
 
 
 
Cuanto más quieres uno ser fiel a sí mismo
tanto más dificultoso se le hace el camino.
 
Quien se mueve
(o mejor dicho, se deja mover)
a favor de la corriente,`
prospera en los negocios,
y en las comodidades;
por eso la gran mayoría
baila la música que le ponen y apenas elige…
 
No conviene manifestar el propio sentir
(si es que queda algo que sentir).
 
Los seres con principios, con hondura
se quedan un tanto solos,
pero llevan una existencia más digna.
 
Los que quieren vivir lujosamente
saben que deben ir con la mayoría,
que deben vulgarizarse, sonreir por inercia
y decir sí! a todo.
Pero la renuncia a ser uno,
tampoco produce beneficios para siempre.
La vida en competencia
(esa solapada batalla sin balas)
hace que entre prosperidad y prosperidad
la guerra resulta necesaria e inevitable.
 
 
 
 
Aitor Arjol, a 6 de octubre de 2007
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MSN.

4 comentarios el “EDUARDO J. MALINOWSKI

  1. Gustavo dice:

    El tal Malinowsky me ha honrado con su amistad.

    Le gusta a 1 persona

  2. marisa dice:

    me alegro de que existas ¡¡¡ marisa zaragoza españa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s