CUENTOS

 
 
 
 

 
 
 
 
 
Lo que te conté
dormía
pasto de las llamas
 
cierto tiempo ha
que el fuego
no calentaba
 
vino un tal
viento
con agua y martillo
en la cara
 
y jabonándose
 las manos
entabló diálogo
con los muros
 
las cenizas huyeron
apresuradas
 
hoy
lo que te cuento
merece
una insolente ráfaga 
 
 
 ….. ….. ….. …..
 
 
 
Muchas veces anduve por aquellos caminos. Comarca por otro lado abundante en tradiciones. Desde los petroglifos hasta las infinitas historias sobre las meigas y mouros que pueblan los castaños y ribazos del cañón. Me refiero al concello de Sober, una sucesión de pequeñas casonas agrupadas, a menudo habitadas por distintas generaciones de la misma familia. También acoge la denominación de origen de Ribeira Sacra para unos caldos tintos, de fuerte sabor y naturaleza.
 
Solo hay que desviarse hacia el sur, una vez hemos llegado a Monforte de Lemos desde cualquiera de los puntos cardinales, tanto viniendo de Ourense, como de Lugo (a través de Sarria) o de Ponferrada, tal cual es el caso de mis itinerarios, porque siempre salía, o de Bilbao, o de Zaragoza. Tierras de matiz sorprendente. Gundivós, Pinol, Amandi o Cortiñas son algunos de los nombres que pueblan aquellos paramos menudos, antaño cubiertos de espesos robles y castaños.
 
Abundan las casonas, de pasado inmemorial -exagerando- así como el olor a los viejos aguardenteiro, pues cuánto me acuerdo la primera vez que me llevaron, recogiéndome en la estación de Monforte de Lemos, en un viejo Renault amarillo seco. No se podía decir que no ni a la invitación del viejo Camilo y su vaso de vino cosechero, ni a su anecdótico suceso de haber sido él capaz de levantar una carga así de cientos de kilos de nabos bajo su espalda.
 
En cualquier caso, siempre me gustó escribir por la noche, una vez se hubieran ido todos a dormir, incluso la abuela. Y que fueran tiempos de invierno, con el frío latente y los ladridos del perro anunciando no sé qué jabalí trazando sus colmillos por los huertos cercanos. ¿Así sería?
 
Terminé un libro de poesía, llamado brevemente "Amandi", escrito de forma integra en una mesa de piedra, o en los viejos caminos, o al ámparo de los muiños de auga, o de cualesquiera recuerdos habientes. Los perros. Lola. José Manuel. Luz. Los familiares. Los personajes. Como el espíritu de una colmena a la gallega.
 
Algunos han desaparecido, por el propio limitante físico de la vida. A Lola se la llevaron demasiado joven. Por eso no soy buen amigo del dolor, ni de la hipocresía, ni de la salvaje rapidez con la que se vive ahora, ni de los múltiples formatos con que se disfraza la indiferencia.
 
Soy más bien discreto y de espíritu reservado. Amo escribir por encima de cualquier otra cuestión accesoria. He visto un poco de mundo y otro poco  de pan con queso, aunque vivo en estado de parcial apartamiento y reposo. Lo cual no quiere decir inmóvil, sino todo lo contrario. Con los ojos abiertos.
 
Algunas historias se van trazando, por aquí y allá. Todos los días me tengo que morder la lengua porque es cierto que trabajamos uno y bostezan siete, y porque, sobre todo, la responsabilidad del trabajo no es proporcional al espíritu e inteligencia de muchos gerentes, jefes o como se les quiera llamar. Pero hecha la ley, hecha también la trampa.
 
Aún así, uno acude a alguna entrevista que le sorprende porque supone una oportunidad cojonuda, aunque ya no me quitan el sueño. La prepara bien, y piensa: "esto de entrar dentro de la Secretaría Técnica del Consejo Municipal de Cooperación en tu ciudad debe ser la ostia". Y fracamente sí, debe ser la ostia. Pero ahí quedará, esperando la respuesta que todos andamos en busca, en esta sociedad competitiva, y marcada indefinidamente más por los contactos que por la imposición del mérito.
 
En mis conversaciones con Wilson, o con David, o en mis debates ideológicos con Geena, tan sencilla y perenne ella, pues entran las cuestiones de que, probablemente, es cierto: aquí, ya lo dice la prensa, el trabajo intelectual está infravalorado. Y rotundamente: el factor extranjero juega a favor nuestro si tomamos la fría y contundente decisión de prosperar en algún lugar de Latinoamérica, porque allí los profesionales seguimos siendo algo más respetados, aunque en todas partes atan los perros con longaniza.
 
Definitivamente, me encanta desencadenar el pensamiento en los demás. Escuchar y ser escuchado. A voces, pero no a gritos. Aunque hoy quisé recordar Galicia, y terminé yéndome, más que a la Babia, a los cerros de Úbeda.
 
Ese poema, entonces, lo escribí pensando en el interior de Galicia. En esas noches de vigilia y litigio con el pensamiento. Frías. Con los perros durmiendo fuera. Con ganas de afeitarle la barba o el bigote a algunos políticos. Leyendo algún libro de Cunqueiro o pensando en Rosalía de Castro.
 
…. ….. ….. ….. 
 
 
"El poema necesita al lector, para ser, para terminarse, para ser del todo"
Ángel González
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en MSN.

6 comentarios el “CUENTOS

  1. NO NAME dice:

    Colecciono cuentos… me encantaría que un día me cuentes uno…

    Aunque la foto de las hoces me encantaba tus palabras siempre tienen más fuerza, me conmueven.

    Espero que estés mejor.

    Besos

    Nares

    Me gusta

  2. NO NAME dice:
    Hola Aitor. ¿Amandi lo tienes publicado? Galicia es preciosa, aunque sólo conozco la costa de Pontevedra, O Grove…sus bosques, La Toja,… pero seguro que tus poesías en ese libro la describen muy bien.

    Me gusta

  3. NO NAME dice:
    No hay poema sin lector, el lecto es el que le da el título, no hay maestro, sin estudiante, sabes que tus poemas más breves son los que más me cuesta trabajo entender?, jaja, es una ironía, aunque asi debe de ser, cuesta más trabajo expresar con pocas palabras todo lo que sentimos, a diferencia del lenguaje corporal, buen fin de semana.

    Me gusta

  4. NO NAME dice:
    Llevaba un tiempo sin entra por aqui.

    Me gusta

  5. NO NAME dice:
    Se me ocurrió hacerle un envoltorio a tu regalo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s