Cómo encontrar la fe rodeado de violencia. De tempestad. De contradicciones. De consumo. De materialismo. Creo en un afan de resistencia. En una provisión esencial de carácter. En la que nos hace diferentes e incluso antagónicos del ser más querido. Será que consiste en rugir y buscar la armonía, incluso en estas condiciones tan violentas.

 

Violencia que es aparente. Porque esta violencia del mar nada tiene que ver con el concepto que nos venden de la misma. Me refiero a violencia. Y quise decir violencia del mar por expresar de la mejor forma posible el diálogo establecido entre este conjunto escultórico -símbolo del alma- y el mar. Diálogo, por otra parte, motivado por la invasión de un espacio natural por la mano del hombre. Una intervención humana, sin embargo, que no consiste, esta vez, en la depredación del espacio, sino en la penetración, acoplamiento, síntesis, simbiosis, equilibrio, nervio, galerna, caricia, enfrentamiento… entre ambos espacios…  así deberían ser muchas de las intervenciones del hombre sobre los espacios físicos del ser humano o los naturales del paisaje. Ambos son la traducción del alma a su verdadera síntesis.

 

Anuncios

3 comentarios el “

  1. Yo creo que el mar no es violento, es como un ser vivo, apasionado y tempestuoso, en un incesante vaivén de olas que revientan en espuma blanca contra las rocas de las orillas.

    Me gusta

  2. Yo creo que la armonía no se conquista con rugidos sino con ternura…

    Me gusta

  3. Qué fotografía impresionante…amo el mar…!

    ¿Cómo puedes encontrar la fe, creer en la verdad de una religión sin ver…? Por ejemplo para creer en el dogma de la inmaculada concepción, sólo necesitas aceptar esa verdad y hacerla parte de tu ser, de tu alma. No necesitas buscar nada creo yo.

    Lo otro sería que estés tratando de encontrar la buena fe en oposición a la mala fe en las personas.

    Tú crees que las contradicciones de la realidad , de las personas, o el consumismo son parte de la violencia, para mi las contradicciones pueden ser un estímulo y el consumir, parte de la existencia real… una necesidad material…
    Siempre he pensado que la naturaleza crea cosas para su equilibrio y que el hombre como parte de esa naturaleza produce objetos materiales para su consumo, para satisfacer sus necesidades materiales y espirituales y por tanto es parte de ese equilibrio, en las tranformaciones y cambios de la naturaleza…a veces desaparece una especie pero aparece otra. Creo que la vida y la muerte van juntas en la naturaleza..considerando además que todo tiene un principio y un final…

    Creo que cada persona ocupa un lugar en un espacio fíisico y en un tiempo…y si, es interesante pensar a veces en como nos relacionamos con otros seres humanos, como las experiencias se van sucediendo a veces, sin pensar atraídas por los cuerpos, los intelectos, los espíritus…Allí están las personas y nos gusta mirarlas, sentirlas, contemplar sus rasgos y a veces tocar su piel.

    Con cuanta facilidad la juventud alcanza el contacto físico y cuán lento es a veces el contacto intelectual o espiritual.

    Lo perfecto es encontrar a una persona física, intelectualmente y espiritualmente afin, aún en una relación de amistad… o un perfecto ser virtual…casi como un holograma.

    Del alma racional y sentimental…sensible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s