ESOS SUEÑOS

P1080072

Esos sueños

por culpa de esos sueños
no puedo dormir

se abaten
sobre la basílica
sobre la sangre vertical
de la medianoche

gritan
como si la luz
estuviera poseída por ellos

por culpa de esos sueños
estoy aquí

Anuncios

4 comentarios el “ESOS SUEÑOS

  1. Y finalmente un sueño surrealista: Estaba parada en medio de una calle vacía, miré hacia la derecha y ví el nuevo y gran edificio del BancoEstado, pintado de blanco. Estaba ubicado justo en la esquina donde empieza la calle 21 de Mayo. La calle donde estaba parada se perdía en el horizonte y destacaba el pavimento gris. Hacia la izquierda había una plaza y más allá el edificio de la Cruz Roja, y una calle angosta que subía hacia el cerro, cerro repleto de casas multicolores de madera, donde vivían los trabajadores del puerto, pero todo estaba vacío. No habían personas. De pronto me miré los pies y vi que estaba sin zapatos, sólo tenía puestos unos calcetines de listas rojas y grises. Lo encontré tan extraño. ¿Qué hacía yo en medio de la calle, sin zapatos, sólo con calcetines con listas rojas y grises? me invadió una ligera molestia y me incliné para sacarme los calcetines, pero después de sacarlos me di cuenta que en mis pies seguían puestos los calcetines. Volví a sacarlos y volvieron a aparecer en mis pies, muchas veces. Y cuando miré hacia atrás ví un reguero de calcetines con listas rojas y grises en el suelo de la calle”. (Sueño surrealista que tuve hace mucho tiempo).

    Me gusta

  2. Otro sueño, extraño: “Soñaba que estaba en la antigua casa de mi abuela, una casa antigua que tenía una galería con vidrios, y un patio donde había un parrón y una pérgola, además de un gran olivo. El patio estaba rodeado de habitaciones como las casas chilenas del campo. De pronto me encontraba bajo el parrón y sentía que me hacía pequeña, miraba hacia arriba y veía la imagen de Cristo entre las nubes fumando un cigarrillo., ¡Qué sorprendente! De pronto se le caía el cigarrillo al suelo, y yo me agachaba a recogerlo, pero para devolvérselo tenía que levantar el brazo y de pronto sentía que empezaba a crecer para alcanzarlo. Era tan curioso, crecer pasando a través de la trama del parrón como si yo fuese un espíritú. El volvía a dejar caer el cigarrillo, y yo volvia a pasárselo. Y descubrí que podía achicarme y alargarme a voluntad. Desperté de pronto pensando que sueño tan extraño había tenido”.

    Me gusta

  3. Un sueño singular: Soñaba que estaba en una parte muy alta, en Cartagena, desde donde podía ver el mar. El mar estaba un poco agitado, era un gran movimiento de una masa de agua que se balanceaba de un lado a otro, y su color era un hermoso azul de Prusia. Desde donde yo estaba mirando veía como el mar subía lentamente de nivel e iba cubriendo las partes más bajas. Sentía bastante temor. Podía ver como mucha gente empezaba a subir hacia las partes altas; familias y personas que se subían en sus vehículos para alejarse del mar, hacia otros pueblos o ciudades, o hacia las partes más altas de los cerros. De pronto me veía dentro de un edificio de departamentos donde habían niños pequeños y donde estabámos preparando todo para emigrar. Parecíamos estar en una situación extrema, y yo pensaba de pronto que necesitábamos llevar algo muy importante en nuestro viaje, una olla a presión. Tenía la idea que una olla a presión sería muy útil, porque los alimentos se cocían rapidamente y en cinco minutos herviría el agua. Todo se concentraba en la olla a presión… y desperté.

    Me gusta

  4. No dices cuales son tus sueños aunque si dices que no te dejan dormir entonces son de ese tipo de sueños que aparecen en un estado de duermevela.
    Anoche tuve uno de esos sueños…estaba en una habitación en penumbras, en un rincón de la habitación dormía mi madre, la cual ya está muerta, pero en el sueño ella dormía tranquilamente. Yo estaba de pie al otro lado de la habitación, me sentía muy ligera y frente a mi había una puerta abierta y luz que salía de otra habitación que yo pensé era un cuarto de baño. Un hombre joven se acercó a mi que estaba inmóvil, quieta como si no pudiese moverme, me parecía casi flotar…él me abrazó con mucho cuidado como si estuviera en otra dimensión y sentí su cuerpo real..y .mientras me abrazaba sentía que habían muchas personas fuera de la habitación o casa donde yo estaba, personas que hablaban ininterrumpidamente..cuando desperté de pronto al sentir ese otro cuerpo como si fuese real las voces dejaron de murmurar… y desaparecieron y me quedó la sensación de ese abrazo, de ese cuerpo pegado al mío con su sexo endurecido percibido a través de la ropa de tela ligera que me cubría. Fue una sensación muy intensa…que permaneció un buen rato estando ya despierta.No hubo orgasmo, no deseo, sólo algo extraño, el sentir físico de un hombre joven.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s