PAISAJES

11

Puedo huir del paisaje manifestado por el tiempo
dejarlo lejos de bóvedas allá donde muere una hoja
temblar de frío sin el manto caliente de una madre
caminar sin el aroma primitivo de una encina
gritar impunemente sobre los cerros invisibles
pero los paisajes corren en pos de mi huida
besan los talones que dejas a mis espaldas
realizan pesadas acrobacias sobre los hemisferios
seleccionan cuidadosas estrategias para orientarse
se curten con el sol de poniente su piel de acero
desembalan quillas, remos y aguacates maduros
para perseguirme cantando a través de las olas
escriben en torno a los fonemas olvidados de la tierra
imaginan historias donde mis manos se enredan
con las raíces de sirenas inventadas por ellos
suben por los peldaños de escaleras crujientes
que llevan a las inmediaciones de oscuros pechos
donde reina el beso de unos labios hambrientos
cuentan los números primos en dovelas y dinteles
nacen frecuentemente en lugares en los que el aire
deposita con suave tiento preposiciones de la infancia
como el agua clara de las voluntariosas aceñas
los destellos de la bicicleta de mi abuelo
el semblante dorado del trigo en las eras
el rostro encanecido de los páramos en invierno
los cimientos excavados de muros y tenadas
el consuelo solitario del viejo cementerio
olmos muertos y tiesos como un micrófono
se asoman con tibieza a mis viajes por este mundo
acompañan el corte de la hoz a lo largo de los campos
renuevan los adoquines desgastados por el aliento
con un golpe seco y duro sobre los huesos de la ciudad
quiebran la soledad para que el abrazo no se esconda
y mi sombra no es más que el severo indicio
los paisajes tienen la misma forma que mi cuerpo.

Anuncios

2 comentarios el “PAISAJES

  1. Pienso que el de la fotografía es un paisaje urbano, pero curiosamente lo imagino de un lugar rural, tal vez sea por el cerro que hay al fondo. o por el techo de tejas de la casa que está en primer plano. La palabra paisaje me hace pensar en primer lugar en parajes idílicos donde hay cerros, árboles, un riachuelo y casitas semiescondidas entre la vegetación y algunos animales dóciles pastando tiernos pastos.
    Pero tú hablas del paisaje de tu cuerpo…que no conozco, pero que podría pensar en tus huesos, que no se ven pero que dan prestancia y te permiten mantenerte erguido y entero. Tú sonrisa es parte del paisaje, creo que si que tu boca es parte del paisaje…con tus sentimientos escondidos…y la nariz. A tu paisaje parece que le faltaran las piernas porque en las fotografías siempre apareces en la mitad. Pero tu paisaje es presente..donde puedes temblar de frío. caminar sin los aromas y gritar en silencio. Y tus ropas se hacen parte del paisaje…y de pronto te transformas en un niño, curioso que camina por el mundo…el paisaje de tu vida..

    Me gusta

  2. Una bella canción romántica para iluminar un paisaje..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s