ENTRE LAS LLAMAS

Imagen

Todas las noches han transcurrido
desde la última pregunta que me hiciste
¿por qué los páramos no se arriesgan
a llenarse de luz los párpados?
¿por qué los volcanes no alzan la voz
cuando la oscuridad llega a nosotros?
¿por qué las calles en cambio se quedan
en un silencio iluminado y obsoleto?
Debe ser mi beso que gira y hace
redoblar las campanas de tu boca,
aquella que mis ojos persiguen como 
ascuas de la madrugada quiteña.
Cuando tú concluyes algo se apaga
y durante la noche el intrigante viento
vaticina en nuestras manos frías
la necesidad de tenernos cerca,
cuerpo a cuerpo, entre las llamas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s