La carta del no quiero

IMG_4827

Querida mujer. Querida amante. Querida circunstancia. Querida madre. Querida muerte. Querida vida. Te escribo desde estas circunstancias. El paisaje vive. No solo existe. Ese fue mi descubrimiento. Bailaba entre tanto imbécil. Temblaba ante tanta religión. Nos quieren robar la conciencia. El derecho a pensar como náufragos. Quieren atarnos a la esperanza. Que nademos hacia cualquier circunstancia. Solo importa la muerte de los millonarios. La nuestra es como la sombra de las ruinas. Quieren jugar con nuestras tripas. Quieren dejarnos solos. Quieren que únicamente nos besemos frente al espejo. Quieren que nos abracemos en ciento cuarenta caracteres. Quieren que nos abandonemos a su propia pesadilla. Quieren que los inviernos sean la única rotura de la vida. Quieren que seamos necios. Quieren que no despertemos. Quieren que todo siga su curso. Quieren que no pensemos. Quieren que no te diga nada. Quieren que el miedo sea como un clavo demasiado sonoro. Quieren que nos jodamos como una piedra estallada por el frío. Quieren que nos quebremos así se rompa la rama. Quieren tanto que de tanto que quieren nos dimos cuenta. Al menos yo, no quiero lo que ellos quieren. Por eso te escribo. Para dejarlo bien claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s