EL ESPERPENTO DEL SIGLO XXI

Valle Inclán

Entre unos y otros, el buen rollo goza de buen prestigio. Se miente. Se exagera. Se manipula. Se pone sobre la mesa un pensamiento único. Parece que quieren mejorar antiguas estrategias que antaño combatieron. Como si el pasado no hubiera sido suficiente como síntoma de aprendizaje. Volver a tropezar en la misma piedra. Seguir siendo un Caín en tierra de nadie. Todas las posturas y delirios políticos sirven a un único propósito: el absurdo o el esperpento.

Ya lo decía Max Estrella, en los tiempos de Luces de Bohemia: “este pueblo miserable transforma todos los grandes conceptos en un cuento de beatas costureras. Su religión es una chochez de viejas que disecan al gato cuando se les muere”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s